SANFIC 15: «MONOS» Y «THE THIRD WIFE»

Segundo día del Sanfic. Nuevamente funciones de prensa por la mañana y en la tarde una película con público. La experiencia este día fue más cargada al cine de imágenes bellas, pero distintas en su fondo.

THE THIRD WIFE (2018)
País: Vietnam
Escrita y dirigida por Ashleigh Mayfair
Competencia Internacional

«Cárcel de mujeres»
La mejor película asiática del Festival de Toronto 2018 es poderosa desde el primer plano. El debut de Mayfair destaca por sus imágenes poéticas y una sensibilidad admirable, cercana a la de Malick y Wong Kar-wai.

Una niña de 14 años se convierte en la tercera esposa de un terrateniente vietnamita. Mayfair representa en esa esposa demasiado joven y en las demás mujeres de la película, la cosificación de la mujer en un período histórico determinado.

Si bien la narrativa de The third wife se hace pesada a ratos, es innegable que estamos ante una película potente, no solo en forma, sino también en contenido.

No conforme con eso, la película también explora el descubrimiento sexual desde su protagonista. Es aquí donde las imágenes se hacen más poderosas, pues el buen ojo de Mayfair crea una atmósfera sensual y delicada en cada plano.

Quizás es en el último tramo donde Mayfair pierde el control de lo que está contando y se vuelve difuso ver cómo concluirá la historia, pero en los últimos diez minutos, retoma el control y nos regala un final perfecto, una imagen que sirve como bandera de lucha en los tiempos que corren.

Tras ver la película Vietnamita, me tocaba ver la siguiente a eso de las 20 hrs.

MONOS (2019)
País: Colombia
Director: Alejandro Landes
Guión: Alexis Dos Santos
Competencia Internacional

“Monos a medias”

Los motivos sobraban para ir con seguridad a ver la película de Landes. Llegaba con Festival de Sundance: Premio Especial del Jurado – Drama (World Cinema) y Mejor Música Original para Mica Levi en el BAFICI.

La película impacta en lo visual y la música de la gran Mica Levi lleva esas imágenes a algo aún más poderoso, algo que se te queda en la mente y te deja pasmado mirando.

Monos trata de un grupo de ocho jóvenes que vigilan a una rehén y cuidan de una vaca llamada Shakira.

Landes nos muestra seres tan inmersos en la violencia que parecieran no percibirla.

Estar en la montaña es una metáfora de inocencia. Sin embargo, sucesos negativos y el incumplimiento de reglas propias, van corrompiendo a estos jóvenes.

El descenso al infierno se percibe cuando están en la selva. El clima y los compartimientos cambian por completo. Todo pareciera volverse primitivo.

Mi problema con Monos es que se queda a medio camino en mostrar esos seres primitivos. Nunca me pareció lo suficientemente violenta que aparentaba ser. Digamos que un ser primitivo es capaz de todo por sobrevivir y eso acá no parece explotarse. Quizás es porque mi director favorito es Peckinpah y también me gusta mucho NWR precisamente por eso, porque a la hora de ahondar en temas violentos, van por el todo. En el caso del viejo Sam, siempre al todo sin importar la crudeza al retratar al ser humano.

Finalmente Monos parece ser un producto hecho para competir por los Oscar. Uno de los grandes Hype del año a mi entender. Me dejo bastante frío.

Mica Levi es lejos lo mejor, su música tiene más garra que la propia película.