LOS MALDITOS VECINOS NO DESCANSAN NI EN CUARENTENA «Y ESTÁ BIEN»

“Y está bien” es la tercera de las cuatro canciones que conforman ‘La Muerte’, el último EP de Malditos Vecinos, liberado a fines del año pasado. Este single fue el escogido por la banda para convertirse en su himno de cuarentena, con el estreno de un videoclip realizado 100% con material aportado por sus amigues desde sus respectivos encierros, y ensamblado por Cons Gallardo.

Confinados en el contexto pandémico, Enzo en Lo Prado, Omar desde Maipú y los hermanos Cristóbal y Vicente desde San Miguel, coinciden en que están más creativos, aunque advierten que la creatividad “fluye de otra forma”, ya que sin tantas distracciones externas pueden conectarse de mejor manera con lo que van sintiendo y materializarlo. “Nos estamos empezando a juntar más seguido virtualmente, para que no se estanque el ritmo del grupo, aunque obvio que es difícil y extraño. Igual hay otro ánimo y por lo tanto resultan canciones nuevas, diferentes de lo que haríamos si todo siguiera normal, lo que es interesante de descubrir”, confiesan. 

Como todes, Malditos Vecinos también tenía planes para este año que se vieron truncados por la Pandemia, específicamente la grabación de su LP debut, proyecto en el que están trabajando desde diciembre de 2018 y ya se había visto interrumpido por el estallido social del año pasado y, a comienzos de este año, por un accidente de bicicleta que dejó a Enzo con una fractura de cráneo y un largo postoperatorio.

“En un principio sabíamos que queríamos invertir cerca de un año de trabajo para que fuera un gran paso, para encontrarnos con nuestra identidad y crecer como banda, hacer madurar nuestra propuesta. En gran parte sentimos que hemos avanzado mucho en esos objetivos, pero en lo concreto de grabar y publicar esas canciones, no nos ha acompañado mucho la suerte. Esperamos que el mundo no se siga acabando cuando podamos reagendar y grabar nuestro disco, después que pase lo que sea”, se sinceran.

Malditos Vecinos posaban felices en el cementerio en octubre pasado, previo estallido. Serían las fotografías para promocionar el lado A de su EP ‘La Muerte’.

¿Creen que esto afectará a la escena independiente?
Ya ha afectado, en la manera de crear, en la normalidad para poder trabajar, todo ha tenido que adaptarse y ha estado complicado, sin embargo, esperamos que salgan algunas cosas buenas de esto...

Por una parte, se han sabido aprovechar nuevas herramientas que antes no veíamos tan cercanas como las transmisiones vía streaming y las reuniones por videollamada, que ayudan a agilizar varios procesos y hacer todo más eficiente en el futuro si se saben combinar bien ambos mundos.

Aparte, tenemos la esperanza en que este tiempo de actividades artísticas y culturales paralizadas genere hartas ganas y expectativas en la gente, cosa que se revalore mucho más la música en vivo cuando podamos volver y que sea mucho más parte de nuestra cultura cotidiana ir a ver shows de todo tipo y no estar más encerrados en las casas.

Hace poco comentaban en La Rata que estaban preparando sorpresas en torno a ‘Y está bien’ y cuentan de qué trata la canción…
¡Esto era! Cuando empezó la cuarentena fue una de las primeras ideas que surgió para mantenernos en actividad, por eso lo adelantamos cuando analizamos nuestro EP track por track en La Rata.

Enzo: Si bien la inspiración que tuve puede estar basada en hechos reales, me gusta dejar las letras abiertas para libre apropiación e interpretación. Por ejemplo, ciertos pasajes de esta letra calzan con lo que está pasando ahora o algunos de ‘La Muerte’ calzan con el estallido social, aunque fueran escritas en otro contexto o con otra intención.

Omar: Cuando compongo canciones me inspiro en cosas que me pasan o que veo, reflexiones de cómo me comporto en la sociedad y cómo la sociedad se comporta conmigo; cómo fue, es y creo que será el mundo.

Enzo: Apruebo.

En el videoclip hay varias alusiones a la revuelta social ¿planeado?
No lo esperábamos tanto porque la instrucción era hacer “cualquier cosa”, esperando básicamente que saliera la gente leseando y pasándola bien, pero un par de amigos se motivaron con algunos mensajes y los aprobamos 100%. Es un tema que no se ha resuelto para nada y no debemos dejarlo de lado, ni olvidarlo por estar concentrados en el coronavirus. Bacán que el video haya servido unos segundos como una plataforma para esos mensajes.

Trabajar con Cons Gallardo…
Es súper matea en lo que hace, por lo que probablemente ya tenía cachadas las referencias y cuando estuvo la oportunidad, sólo supo que era momento de realizar un video de este tipo. No es la primera vez que trabajamos juntos y nos gusta mucho su forma de trabajar, esperamos que no sea la última. Sobre todo nos gusta su proactividad y creatividad a la hora de proponer ideas, además de su profesionalismo y disposición, es lo máximo.

Tardamos super poco en hacer el video. Lo que se demoró más fue recolectar el material, más unas dos semanas recordándole a la gente que enviara sus videos; después de eso entre la idea y el montaje se resolvió en un par días.

También llevan un tiempo trabajando con Arturo Zegers…
Cristóbal: Gracias a él he aprendido a entender la música de manera distinta, mucho más centrada en las emociones y en lo que te genera en el cuerpo. Dejando de lado la prolijidad como fin en sí mismo y enfocándose en que todo lo que tenemos que entregar pueda fluir y materializarse en un disco.

Omar: Trabajar con él es cómodo y motivante porque es muy conocedor del área, se nota su experiencia y sabe cómo conducirnos hacia lo que queremos como banda, además de ser una persona muy agradable y dispuesta a ayudarnos siempre que lo necesitamos.

Vicente: Encuentro bacán que se nota que comparte la misma pasión por el proyecto que los miembros de la banda, por eso es que lo consideramos como parte de nuestro equipo.

Enzo: Es especial para nosotros porque al fin conseguimos lo que hace tiempo buscamos sonoramente y esa vuelta hubiera sido muchísimo más larga sin él; lo considero un maestro -literalmente- y le debo mucho de nuestro crecimiento como banda y también a nivel personal.

Eso que «buscaban sonoramente» bien podría ser es la experimentación análoga clave en este último proyecto: composiciones que fueron grabadas directamente en cassetteras de 8 pistas para traducir la fuerza de sus presentaciones en vivo, que muchos coinciden, es lo que caracteriza a Malditos Vecinos, su esencia. El responsable de esto y de que la banda haya madurado en cuanto a la producción de su material, es justamente Arturo Zegers, quien también estuvo a cargo de la mezcla y el master realizados en Estudios Triana.

Para terminar, Malditos Vecinos intentan explicar en vano que no tienen preferencia por los perros, pese a que estos animales han protagonizado el arte de, prácticamente, todo su trabajo. Al final de esta entrevista sólo reconocen que “quizás sentimos que se identifica bien la personalidad de la banda y su música con la de los perritos, más alegres y energéticos. Demás que un día sacamos un disco gato, más místico”. Además, aseguran que en la próxima tocata, cuando todo esto pase, “el sonidista cumplirá La Promesa del Twerk en posición invertida a lo maldito”. Este sonidista es Mati ACV, miembro honorífico que se encarga de «hacer las magias», lo que aparentemente significa ser sonidista y twerkear.

Si no entendiste esto último es porque aún no has visto el videoclip del que hemos estado hablando, así que aquí está: