«LA AMENAZA» DE VOY Y VUELVO

Como la más linda profecía autocumplida, Voy y Vuelvo regresó en plena pandemia después de casi cuatro años desde ‘Cada incendio es temporal’, con el lanzamiento de un nuevo EP: ‘La Amenaza’, el primer adelanto de un esperado primer largaduración que se llamará ‘Los peligros del mundo’.

‘La Amenaza’ son tres canciones con las que podemos apreciar el estilo más que renovado de esta banda, que combina sonidos latinos y elementos del post-punk y el shoegaze, pero la misma voz de Wally, como el nanai que no sabíamos que necesitábamos, pero que se agradece; y la participación de Javiera Labra y Catalina Navarro.

Respecto al trabajo tras el disco, la banda bien podría ser el epíteto de autogestión, ya sea por decisiones artísticas o por falta de presupuesto: La grabación y producción estuvo a cargo de su vocalista, Osvaldo «Wally» Lara, quien se encargó también de la planificación y del desarrollo del concepto y del relato; mientras que Felipe «El Viejo» Díaz, además de tocar la guitarra, se hizo cargo del mastering y aprendió casi desde cero a trabajar en programas de edición de video para generar un montón de material audiovisual que liberarán durante la campaña de promoción.

@gracecaracol creó el arte de la portada del EP.

Se tomaron su tiempo (?)
Teníamos hartas cosas por explorar y mucho que estudiar. El EP del 2016 nos gustaba, pero no sabíamos si nos representaba completamente y era complejo porque nos hacía harto ruido pedirle a la gente que gastara su tiempo en escuchar algo que ni a nosotros nos convencía mucho. Queríamos tomarnos todo el tiempo que fuese necesario en generar algo que realmente nos apasionara y ahora estamos super contentos con el resultado. Además, hacer un disco es entero caro y eso siempre es un obstáculo; tenemos la suerte de tener un montón de amistades que nos han ayudado a alivianar el proceso, pero sigue siendo bastante pesado.

¿Por qué ahora?
Somos de procesos super largos y la campaña del disco estaba planificada para esta fecha desde hace casi un año. Igual está intenso esto de hacer toda la campaña en pandemia, pero sentimos que el relato del disco tiene demasiado que ver con todo el contexto actual y que no había un momento más trascendental que éste para que saliera. Así que nada, debe ser el destino no más.

Hablando de “momentos más trascendentales”…
El Viejo: El Estallido para mí fue una wea super importante y que me marcó caleta. Ese mismo día teníamos que tocar, pero no quisimos porque se sabía que algo estaba pasando, me tuve que ir caminando de la pega a la casa y no me había sentido tan bien de hace tiempo: Ver a la gente en la calle, reunida y conversando sobre nuestros derechos. Todas esas ganas que no tenía de vivir, las recuperé ese día...

…Había un descontento generalizado hacia todo lo que está pasando y la rabia nos unió.
Dio paso para volver a hablar de política con la gente, hablar sobre lo que está mal y darse cuenta de que sólo el pueblo ayuda al pueblo.
Quedó demostrado que los intereses de los que tienen plata son mayores al bienestar de una población. No puede ser que exigir un trato digno se devuelva con balas.
Ahora sólo espero que, todo por lo cual se ha peleado desde ese día, por lo cual se ha conversado, no quede en nada, que la gente no se olvide de lo que pasó y de lo que el gobierno fue capaz de hacer para seguir con su poder y el de sus amigos: «Los hambrientos piden pan, plomo les da la milicia».

Wally: A todo lo que dice El Viejo quiero agregar que el asunto del Estallido y la Pandemia me han hecho replantearme mucho cuál es el sentido de estar haciendo música en este contexto, y algo a lo que llego siempre es a pensar que hacer música es de lo poco que nos mantiene íntegros en estos tiempos donde todo se está yendo a la chucha.

¿Cómo ha sido la recepción de la gente?
En general ha sido puro amor. Nos gusta mucho cuando los comentarios van más allá y la gente nos dice que les gustó la producción, algo de la mezcla, la participación de algune de les invitades, etcétera. Es muy lindo notar que lo están escuchando con atención y que el amor y la cantidad de detalles puestos ahí están siendo percibidos.

Es una trilogía (?)
En general en Zilla se trabaja harto con esto de hacer lanzamientos medios atípicos y cuando vimos esa posibilidad prendimos al tiro. El disco en si es bastante denso a nivel de detalles: temas largos, letras complicadas, un montón de instrumentos, entonces, nos hizo mucho sentido esto de ir presentándolo de a poquito. Cuando ya estábamos bien comprometidos con esa idea de lanzar el disco por partes, fue tomando fuerza todo esto de darle un concepto bien marcado a cada lanzamiento y que fueran etapas diferentes de un mismo relato.

Mucho se habla del «sonido renovado» que tienen respecto a su EP anterior… (?)
Cuando buscábamos un sonido que nos apasionara más, lo primero que hicimos fue componer harto, sin ponernos filtros. Salieron cosas más rockeras, más minimalistas y otras que se acercaban más a lo de ahora. Después de darnos ese espacio de exploración, nos quedamos con lo que nos pareció más interesante y nos dedicamos a desarrollarlo.

No podemos dejar de mencionar a nuestro querido Patito Loyola (ex bajista de la banda), que fue quien puso todos estos recursos latinos sobre la mesa. Nosotros no sabíamos mucho, aunque Luis Miguel y Juan Luis Guerra están en nuestro ADN, así que todo se dio de manera bastante espontánea. A día de hoy seguimos trabajando con él, gran sujeto.

¿Cómo fue colaborar con Javiera y Catalina?
Si bien ambas tienen un tema en el que son más protagonistas y que quisimos marcar como feats, aparecen a lo largo del disco completo.

Con la Cata queríamos colaborar desde que grabamos “Carita de Gato” por allá por el 2017. Sentíamos que necesitábamos más voces para nuestro disco porque la voz del Wally estaba muy solita contra el centenar de instrumentos que hay, así que fue en la primera persona en la que pensamos. La idea original era grabar unas segundas voces por aquí y por allá, pero en las sesiones de trabajo salió la idea de que tuviera todo el protagonismo en el coro de “Lo Que Escondes” y el giro que tomó el tema fue muy bakán. Ese final como de shoegaze tropical con la voz de la Cata flotando entre toneladas de efectos es uno de nuestros momentos favoritos.

Respecto a la Javi Labra, descubrimos en algún momento que tiene una capacidad sobrehumana para llegar a notas agudas y pensamos al tiro en que si la incluíamos podríamos hacer unas armonías que ni pensábamos fueran posibles jaja. Además es una persona demasiado simpática y trabajar con ella siempre es un gusto.

¿Qué hay del arte?
Estamos demasiado agradecidos de cómo se ha dado el desarrollo del arte y como la idea base ha ido transformándose en algo cada vez más grande. No queremos soltar al tiro todo el rollo porque la idea es que vayan sacando sus propias conclusiones a medida que la historia se desarrolla, e incluso, que sean parte de ella y nos ayuden a contarla. Sí podemos adelantarles que hay mucha gente maravillosa trabajando junto a nosotros y que tenemos mucho por contarles aún.

Respecto a los videoclips, ya tenemos conversado como banda que difícilmente los haremos por la vía convencional porque son entero caros y en tiempos de Pandemia está aún más difícil, no obstante, nuestra exploración del área audiovisual vendrá desde otras cosas que iremos revelando en su momento. Nos gusta el misterio.

Disfruta lo nuevo de Voy y Vuelvo aquí: